Cómo limpiar el lavavajillas por dentro y por fuera

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más utilizados tanto en entornos domésticos como industriales. Es un gran recurso que ayuda a mejorar la eficiencia y rapidez del lavado en las cocinas, por eso queremos hablaros en este artículo sobre la limpieza del lavavajillas.

Para que un lavavajillas ofrezca su máximo rendimiento y brinde una esperanza de vida más longeva requiere de un proceso de mantenimiento y limpieza profesional.

Los lavavajillas poseen diferentes elementos y áreas que requieran de diferentes tipos de limpieza especializada para poder brindar el mejor estado posible.

Veamos cómo se debe realizar una limpieza profesional y eficaz de un lavavajillas ¡Toma nota!

 

Limpiar el lavavajillas por dentro

Como ya hemos comentado, para que nuestros platos, vasos y cubiertos salgan limpios y relucientes del lavavajillas, se debe de acometer una limpieza periódica del interior del lavavajillas.

Veamos algunas de las partes principales del interior del lavavajillas en las que se debe aplicar una limpieza profesional.

 

limpieza y desinfeccion horeca

 

Limpiar los filtros del lavavajillas

Una de las partes más importantes del interior de un lavavajillas son los filtros. Estos elementos se encuentran en la zona inferior de la cubeta interior. Tienen una función muy importante, pues recoge los restos de suciedad que no van a ir por el desagüe.

Suele componerse de una cestilla que recoge los materiales más grandes y una superficie metálica con poros. Se debe de limpiar y eliminar toda la suciedad acumulada en el filtro, dejando libre de impurezas.

A continuación, te dejamos los pasos para limpiar el filtro del lavavajillas:

  1. Encuentra la ubicación del filtro: El filtro suele estar en la parte inferior del lavavajillas, debajo del brazo rociador inferior. Puedes consultar el manual del usuario si tienes dificultades para encontrarlo.
  2. Retira el filtro: Abre la puerta del lavavajillas y retira el cesto inferior. Luego, busca el filtro y gíralo en sentido antihorario para retirarlo.
  3. Limpia el filtro: Lava el filtro con agua tibia y jabón suave, frotando suavemente con una esponja o cepillo de dientes viejo para eliminar la acumulación de residuos y suciedad. Asegúrate de enjuagar bien el filtro con agua limpia y dejarlo secar completamente antes de volver a colocarlo en su lugar.
  4. Vuelve a colocar el filtro: Una vez que el filtro esté seco, colócalo de nuevo en su lugar, girándolo en sentido horario hasta que esté bien ajustado.
  5. Vuelve a colocar el cesto: Después de que el filtro esté bien colocado, coloca el cesto inferior de nuevo en el lavavajillas.

 

Limpieza de las aspas internas del lavavajillas

Otra de las piezas fundamentales del interior de un lavavajillas son las aspas que poseen en su interior. Estas favorecen la circulación del agua en el lavado.

Una de las grandes ventajas que ofrece la limpieza de las aspas de un lavavajillas es que se pueden sacar muy fácilmente. A veces girando un poco las aspas salen de forma natural de su sitio y permite limpiarlas de manera individual.

Limpiar las aspas internas del lavavajillas es importante para asegurarse de que el agua rociada en el interior del lavavajillas esté limpia y libre de residuos, lo que a su vez garantiza una limpieza adecuada de los platos y utensilios de cocina.

Estos son los pasos para limpiar las aspas internas del lavavajillas:

  1. Ubica las aspas internas: Abre la puerta del lavavajillas y localiza las aspas internas que se encuentran debajo del brazo rociador superior e inferior.
  2. Retira las aspas: En algunos modelos de lavavajillas, las aspas se pueden retirar tirando de ellas hacia arriba o hacia afuera. No suele ser complejo, aunque si hay alguna complicación siempre puedes consultar el manual de instrucciones de tu lavavajillas.
  3. Limpia las aspas: Lava las aspas con agua tibia y jabón suave, usando una esponja o cepillo para frotar suavemente y eliminar cualquier residuo o acumulación de suciedad. Si las aspas tienen residuos difíciles de eliminar, puedes sumergirlas en una solución de agua y un producto profesional de limpieza desengrasante durante unos minutos para aflojar la suciedad antes de limpiarlas.
  4. Enjuaga y seca las aspas: Enjuaga bien las aspas con agua limpia y asegúrate de que estén completamente secas antes de volver a colocarlas en su lugar.
  5. Vuelve a colocar las aspas: Coloca las aspas en su lugar, asegurándote de que estén bien fijadas antes de cerrar la puerta del lavavajillas.

 

Limpiar el depósito de sal

El depósito de sal es también es una de las partes del lavavajillas que es conveniente limpiar de forma asidua. Su limpieza es una tarea muy sencilla y no te llevará mucho tiempo.

A continuación, os dejamos con el paso a paso para limpiar el filtro del lavavajillas:

  1. Localiza el depósito de sal: El depósito de sal se encuentra generalmente en la parte inferior del lavavajillas, cerca del filtro. Consulta el manual de usuario para obtener información específica sobre la ubicación del depósito de sal en tu modelo de lavavajillas.
  2. Vacía el depósito: Si el depósito tiene sal en su interior, vacía el contenido en un recipiente y deséchala. Si el depósito está vacío, salta este paso.
  3. Enjuaga el depósito: Enjuaga el depósito con agua tibia y asegúrate de que no haya residuos de sal o de otra suciedad en su interior. Si es necesario, utiliza un cepillo suave para eliminar cualquier residuo acumulado. Si esta muy sucio puedes utilizar productos profesionales de limpieza.
  4. Llena el depósito con sal: Llena el depósito de sal con la cantidad de sal recomendada por el fabricante del lavavajillas. Asegúrate de no exceder la cantidad recomendada.
  5. Vuelve a colocar el tapón: Coloca el tapón de nuevo en el depósito y asegúrate de que esté bien ajustado.

 

Limpieza de las bandejas del lavavajillas

Las bandejas del lavavajillas son elementos extraíbles, por lo que se pueden lavar de forma independiente. En las bandejas suelen quedar muchos restos de comida y suciedad que con el paso del tiempo puede dañarlas.

Para limpiar las bandejas del lavavajillas, sigue los siguientes pasos:

  1. Retira las bandejas del lavavajillas: Abre el lavavajillas y retira las bandejas, una por una.
  2. Limpia los restos de comida y suciedad: Con una esponja o un cepillo suave, limpia los restos de comida y suciedad que hayan quedado en las bandejas. Si hay manchas difíciles de quitar, puedes utilizar un limpiador de cocina suave o un detergente líquido para lavar platos.
  3. Enjuaga las bandejas: Enjuaga las bandejas con agua tibia y asegúrate de que no queden residuos de limpiador o detergente en ellas.
  4. Seca las bandejas: Sécalas bien con un paño limpio y suave antes de colocarlas de nuevo en el lavavajillas.
  5. Vuelve a colocar las bandejas: Una vez que las bandejas estén completamente secas, colócalas de nuevo en el lavavajillas.

Es recomendable limpiar las bandejas del lavavajillas regularmente, especialmente si hay restos de comida o manchas visibles en ellas. Esto ayudará a mantener el lavavajillas limpio y en buenas condiciones para su uso.

 

Limpiar la goma de la puerta y los conductos internos

Hay dos puntos claves que deben ser considerados como  más que importantes para la limpieza de un lavavajillas.

El primero de ellos es la goma de las puertas, esta debe limpiarse de manera periódica al menos una vez por semana para que la suciedad no vaya degradando el estado de esta.

Por otro lado, los conductos internos del lavavajillas son parte fundamental para el correcto funcionamiento del lavavajillas. Se deben usar productos específicos diseñados para limpiar de forma óptima estas partes internas del lavavajillas.

 

Contenido relacionado:

Uno de los productos más interesantes para la limpieza del lavavajillas es:

 

Limpieza del lavavajillas por fuera

La limpieza del lavavajillas por fuera es muy sencilla, tan solo deberás realizar  la misma rutina de limpieza que sueles hacer con otros muebles o electrodomésticos del hogar.

Con un producto específico para la limpieza y una bayeta suave es suficiente para dejar tu lavavajillas como nuevo.

Estos son los pasos para una correcta limpieza exterior del lavavajillas:

  1. Prepara una solución de limpieza: Mezcla agua tibia y una pequeña cantidad de detergente líquido para lavar platos en un recipiente.
  2. Apaga y desenchufa el lavavajillas: Antes de empezar a limpiar el exterior del lavavajillas, asegúrate de apagar y desenchufar el electrodoméstico para evitar accidentes.
  3. Limpia el exterior con la solución de limpieza: Humedece una esponja o un paño suave en la solución de limpieza y limpia cuidadosamente el exterior del lavavajillas. Presta especial atención a las áreas que están más sucias, como la parte superior, los laterales y la puerta del lavavajillas.
  4. Enjuaga con agua tibia: Enjuaga el exterior del lavavajillas con agua tibia y asegúrate de que no quede ningún residuo de limpiador.
  5. Seca el exterior del lavavajillas: Con un paño limpio y suave, seca cuidadosamente el exterior del lavavajillas. Asegúrate de que no quede agua acumulada en ninguna parte del electrodoméstico.
  6. Vuelve a enchufar el lavavajillas: Una vez que hayas terminado de limpiar el exterior del lavavajillas, vuelve a enchufarlo y enciéndelo para su uso.

Es recomendable limpiar el exterior del lavavajillas con regularidad para mantenerlo limpio y en buenas condiciones. Además, si tu lavavajillas tiene una carcasa de acero inoxidable, puedes utilizar un limpiador de acero inoxidable para hacer que brille como nuevo.

 

productos profesionales para limpieza del hogar

 

Mantenimiento del lavavajillas

No hay mejor solución  para que tu lavavajillas esté siempre en perfectas condiciones que aplicar una buena rutina de mantenimiento.

Un procedimiento de mantenimiento  requiere realizar una serie de pasos que nos permitan  mantener el control sobre las partes del lavavajillas.

Además de las tareas de limpieza de las partes del lavavajillas también es necesario realizar otro tipo de acciones muy importantes:

 

Revisa el compartimento de sal

Revisar los niveles del compartimento de sal es más que una obligación. Aunque en muchos dispositivos suelen avisar de forma automática cuando estos niveles están bajos, siempre es recomendable revisar  de manera manual el estado de estos compartimentos y los niveles de sal.

 

Revisa el dosificador de detergente y abrillantador

Otras zonas que deben ser revisadas son los dosificadores de detergente y abrillantador. Es muy normal que en estos lugares se quede parte del producto detergente o abrillantador. Cuanto más limpio se encuentren estos compartimentos mejor será la limpieza y optimizaremos la vida útil del electrodoméstico.

 

La importancia de los productos profesional en la limpieza del hogar

Para conseguir la mayor eficiencia en la limpieza del lavavajillas es necesario utilizar productos profesionales para la limpieza. Dichos productos están diseñados para ofrecer una limpieza suave no abrasiva y óptima para este tipo de electrodomésticos.

En La Corberana llevamos más de 60 años diseñando, fabricando y comercializando productos químicos destinados a la limpieza y desinfección profesional.

Ponte en contacto y cuéntanos tus necesidades.

Compartir en redes sociales
ENTRADAS RELACIONADAS
All articles loaded
No more articles to load
Ir al contenido