Limpieza fin de obra. Cómo limpiar después de una obra

Al finalizar una obra, una gran parte del trabajo ya está hecho, pero queda otra labor no menos importante: la limpieza de fin de obra.

En este artículo vamos a hablar de la limpieza después de una obra. El proceso y desarrollo de una obra, ya sea a nivel doméstico o industrial, conlleva un gran trabajo de personal y máquinas que dejan suciedad y restos de materiales. Y aunque durante la obra los profesionales suelen ir limpiando de forma superficial algunas zonas de su trabajo, al final de la obra la suciedad es inevitable.

Restos de pintura, cemento, polvo, etc… son los principales agentes nocivos que quedan por toda la zona de trabajo.

Podemos definir la limpieza después de obra como los procedimientos de limpieza capaces de eliminar suciedad vinculada a un proceso de obra ya terminado.

Se trata de una limpieza profesional, que posee los recursos y procedimientos necesarios para garantizar una limpieza total del lugar.

Veamos con un poco más de detalle una limpieza de fin de obra y su importancia para ofrecer un espacio seguro y limpio.

Por qué es importante realizar una limpieza profunda después de la obra

La limpieza al fin de una obra es un tipo de limpieza especializada capaz de eliminar diferentes tipos de suciedad vinculadas a un proyecto de construcción o reforma.

Aunque su nombre indica “fin de obra”, la mayor parte de servicios de limpieza de obra realizan un procedimiento de limpieza también durante dicha obra.

Esta limpieza continuada sobre  el área de trabajo en una obra, fortalece el objetivo de lograr una limpieza más profunda y efectiva. De este modo, se incide en la limpieza directa para más tarde trabajar sobre la suciedad residual.

La limpieza de obra es clave para lograr un ambiente seguro, limpio y sin riesgo para su habitabilidad, tanto para uso personal, doméstico como industrial.

La limpieza fin de obra se especializa en la limpieza de restos generados por diferentes materiales, entre otros, los siguientes:

  • Vidrios y diferentes clases de cristales.
  • Suciedades minerales, así como el yeso o el cemento… materiales muy comunes en toda obra.
  • Siliconas y pegamentos, son parte fundamental en los procesos de construcción y reformas.
  • Todo tipo de pinturas aplicadas a paredes, techos, etc…
  • Polvo; con toda probabilidad la limpieza de polvo es una de las más complicadas de realizar. Servicios profesionales de limpieza de obra garantizan una limpieza total de polvo.

 

productos profesionales para limpieza del hogar

Pasos para la limpieza de final de obra

Una de las claves de éxito de una limpieza de fin de obra reside en aplicar una estrategia de limpieza eficiente para lograr la mejor limpieza posible.

Los servicios de limpieza de fin de obra analizan el tipo de obra realizada, así como la estancia a cubrir. Después crean un protocolo personalizado de limpieza para cada caso.

Aunque los servicios profesionales de limpieza de fin de obra son procedimientos específicos para cada situación, por lo general, suelen poseer diversos pasos muy comunes ¡Toma nota!

1.- Escombros

Una de las primeras labores de la limpieza de fin de obra se dirige a la eliminación de todo tipo de escombros propios de la obra realizada.

Esta tarea levantará mucho más polvo y suciedad, por ello es clave desarrollarla la primera de todas, para optimizar el trabajo desarrollado. Si es posible, debe ser una actividad recurrente que se realiza durante el tiempo de vida de toda la obra.

2.- Techos y Paredes

Otra de las ideas principales de una estrategia de limpieza de fin de obra es mantener la dirección de arriba abajo.

La suciedad debe de llevarse hacia el suelo, por ello techo y paredes se convierten en el objetivo siguiente. Tanto la suciedad como el polvo se dirigirán hacia el suelo, limpiando las zonas con productos específicos.

3.- Superficies

Es el turno de las superficies que existen en el área a limpiar. Cualquier superficie ha de ser limpiada con los productos profesionales de limpieza pertinentes para cada material. Es una tarea laboriosa dependiendo de la estancia.

4.- Suelos

La parte final de la limpieza de fin de obra está dedicada a ofrecer la limpieza total de los suelos. El suelo posee ya su propio tipo de suciedad, más toda aquella recibida de otras superficies.

La limpieza del polvo es vital para luego aplicar un procedimiento específico de limpieza con productos recomendables para el tipo de suelo y suciedad.

5.- Repaso general

Como paso final y para garantizar una limpieza de fin de obra perfecta, los profesionales realizan un repaso general. Volviendo a limpiar de un modo más superficial todas las zonas ya  trabajadas.

Un proceso para acabar con el posible polvo que todavía pueda quedar y asegurar que  el área de trabajo ha quedado 100% limpio de impurezas y suciedad.

¿Por qué utilizar productos profesionales de limpieza en un fin de obra?

No hay duda de que para realizar una limpieza de fin de obra es necesario utilizar productos profesionales de limpieza.

El tipo de suciedad que se encuentra en una obra es muy específico y requiere de productos diseñados para su eliminación.

Así pues, por ejemplo, para la limpieza correcta de restos de yeso, cemento y derivados se usan productos con un PH inferior a 7 o un producto específico quita cementos.

La limpieza de cristales o vidrios necesita de un producto especial limpiacristales así como las herramientas pertinentes para asegurar la mejor limpieza posible.

Además, el uso de herramientas específicas es clave para obtener la limpieza deseada: aspiradoras, cepillos eléctricos… son algunos de los recursos propios de la limpieza de fin de obra.

En resumen, la limpieza de fin de obra es la única actividad que garantiza una correcta limpieza y desinfección  total en este tipo de situaciones.

 

Compartir en redes sociales
ENTRADAS RELACIONADAS
All articles loaded
No more articles to load